Feeds:
Posts
Comentários

Vidas programadas

Cuando empecé a aprender matemáticas me hacían usar una libreta pequeña, tamaño A5, y con hojas cuadriculadas débilmente sujetas por grapas de cobre. Los cuadrados eran grandes, para que cupieran sin problemas los números mal dibujados. Teníamos que usar estas libretas o los números no estarían alineados y nos equivocaríamos en los cálculos. Eso era lo que nos enseñaban. No salgas de las cuadrículas o te equivocarás. Cuando llegué a la universidad, ya en otro país, descubrí que mucha gente seguía usando hojas cuadriculadas. Pero bien sujetas, con espiral, y los cuadrados mucho más pequeños. Y en este momento – como en muchos otros – yo era el bicho raro porque escribía en hojas con líneas y a lápiz. ¡A lápiz! ¿Cómo escribes a lápiz? Sí, escribo a lápiz y en otra lengua.

Vivimos en un mundo cuadriculado y nuestra cuadrícula se hace cada vez más pequeña a medida que crecemos – mejor dicho, envejecemos. Las tentadoras grapas de cobre que podíamos desmontar sin grandes dificultades son sustituidas por un espiral que nos envuelve, que nos ata a lo planificado. No podemos borrar nuestras palabras porque nos hacen escribir a bolígrafo. Solo podemos tacharlas, la mayor violencia que existe contra una palabra. Vivimos una vida Excel. Todo programado. No te equivoques de celda o el cálculo saldrá mal. Peor aún: puede aparecer un mensaje de error que no sabes solucionar. Nos han enseñado a dibujar el número dentro del cuadrado pero nunca nos dijeron qué hacer si traspasamos la línea. No salgas de lo programado o la vida te saldrá mal. Pero la vida fatalmente nos saldrá mal. Nos educan para ser perfectos pero se olvidan de que nadie es perfecto.

Anúncios

image

Wait

image

Hopper lives

什麼 – 唐人街

Fail – Gold Coast

Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better. (S. Beckett)

%d blogueiros gostam disto: