Feeds:
Posts
Comentários

Archive for junho \24\UTC 2008

Indiozinhos

Um, dois, três indiozinhos. Quatro, cinco, seis indiozinhos. Sete, oito, nove indiozinhos. Dez num pequeno bote. Iam navegando rio abaixo quando o jacaré se aproximou. E o pequeno bote dos indiozinhos quase quase virou.

E o seu pequeno bote quase virou. Muitos indiozinhos para um só bote. Mas por que não virou? Destino, dizia vovó, destino.

Anúncios

Read Full Post »

Una vez leí que la tristeza es un único sentimiento y que sólo podemos registrar sus apariciones e idas. Un sentimiento que nunca abandona el alma y que, de vez en cuando, alguna cosa nos hace recordar que está ahí, y nos sentimos tristes. Triste con la i larga, como me dijo una vez el niño de los rizos castaños.

“Ahhh… Cuando sonó esta canción, cantada por primera vez en aquel concierto, yo lloré. Lloré, lloré y lloré”. Cuándo he perdido la habilidad de emocionarme, pensé. Entonces me acordé que no la había perdido, que simplemente estaba calmada, a espera de que algo la despertara. Me acordé de un día, en la biblioteca de la universidad, en el que tuve que dejar de leer lo que leía porque sabía que, si siguiera, no podría evitar llorar.

________________________________________________________________________________________________

Señorita Brommy,

Ese es un cuento que escribí. Mucho te interesa, porque es un relato – sobre tu propia vida – que tú no viviste. Leelo y dime qué te parece, vale?

Saludos.

Miré hacia mamá jugando al solitario. Había vuelto a girar las cartas. Vi que estaba robando, cambiando una carta por otra para ganar el juego. No pasa nada, lo podía hacer. Alguna cosa debe mantenernos. Que sea una jugada que salió bien – en lugar de una vida que fatalmente saldrá mal -, una tableta de chocolate, una película bonita, una música pop o unos ojos azules de una amiga especial que-no-te-veo-hace-meses. Que sea. 

________________________________________________________________________________________________

El tiempo pasa y cada uno sigue su camino. Lo que nos mantiene unidos, lo que mantiene los relatos – de mi propia vida – que no viví es un pasado común, es el recuerdo de mamá jugando al solitario con las piernas cruzadas y nosotros sentados en la punta de la cama. Y ese recuerdo es melancolía. Entonces me pongo triste, con la i larga. Porque sí.

Alguna cosa debe mantenernos.

 

Read Full Post »

Un día aprendí a ir en bici sin aquellas ruedecillas. Fue un sábado por la tarde, en el patio de casa. Tenía miedo pero mi primo, más pequeño que yo pero el fenómeno de la familia en el tema “bici sin ruedecillas”, me animaba. Al final lo logré y las ruedecillas se quedaron en el pasado. Un día aprendi a decir “me gusta el chocolate” en otro idioma. Un día aprendí que las personas que queremos también enferman pero, por suerte, existe la medicina y ellas pronto se ponen bien. Un día aprendí que podía llorar sin estar triste o disgustada, aprendí que podía engañar a la gente si quisiera. Y también aprendí que la gente podía engañarme. Aprendí a hacer helados con Tang y palomitas con una bombilla. Un día aprendí que existen personas que sin motivo alguno te pueden hacer daño. Aprendí a ganar haciendo trampas, aprendí a aprobar usando chuletas. Descobrí que el más fuerte también tiene puntos débiles. Pero también descobrí que los más débiles no saben aprovecharse de estos puntos. Un día pude tocar el himno a la alegria en mi flauta Yamaha. Cuando salí a la calle, vi que Yamaha también era una moto y no entendí nada. Un día aprendí que los hermanos pueden odiarse y uno deja el otro en el pasado, como yo dejé las ruedecillas. Un día aprendí que no iba a conseguir todo lo que quisiera. Un día aprendí que existen personas que cuando se van te llevan todo, incluso esa fuerza en la pierna que nos mantiene en pie, y todo lo que puedes hacer es tirarte al suelo y ponerte a llorar. Llorar como un niño al que le han quitado su juguete favorito. Un día crecí. Un día aprendí. Ese día morí.

Read Full Post »

http://www.elpais.com/articulo/arte/tsunami/emocional/bossa/nova/elpepuculbab/20080614elpbabart_1/Tes

http://www.elpais.com/articulo/arte/santisima/trinidad/elpepuculbab/20080614elpbabart_2/Tes

 

Read Full Post »

Não sejas francesa!

Read Full Post »

Azzurro

Read Full Post »

Quero escrever. Tenho uma caneta e um papel. Tenho as palavras, tenho a sintaxe. Mas por que não escrevo? Sinto uma necessidade de desenhar letras mas não sei quais. Recorro às palavras dos outros, mas mesmo assim não sei a quais outros posso recorrer. Por que essa contradição: necessidade de escrever x incapacidade de criar? Incapacidade de copiar. In-capacidade. Agora escrevo. Escrevo que não consigo escrever, mas escrevo. Escrevo e não escrevo. Comunico, mas não crio. Descrevo. Quero criar, mas no momento não me vejo capaz. Quero amar, temer, fugir, ousar, comer, conhecer, descobrir, mas não me vejo capaz. Quero, como qualquer outra pessoa, ser. Como você, ela ou ele, sou. Sou, mas como todos, invariavelmente quero ser outro. Quero ser você e você quer ser eu. Ele quer ser ela e ela simplesmente não quer ser. E você quer me entender. Eu crio a minha vida, minhas histórias; não deixarei que a criem por mim. Sou uma, e sou muitas. Sou única, sou mutante. Somos únicos, somos mutantes. “Mudam-se os tempos, mudam-se as vontades. Muda-se o ser, muda-se a confiança. Todo mundo é composto de mudanças, tomando sempre novas qualidades”. Já copio, agora crio.

Read Full Post »

Older Posts »

%d blogueiros gostam disto: