Feeds:
Posts
Comentários

Archive for agosto \31\UTC 2008

Et lux facta est

Anúncios

Read Full Post »

Read Full Post »

Tablet of happiness

Tablet of happiness. Ese era el asunto del e-mail, identificado como SPAM. No me pude contener y, aún sabiendo la posibilidad de ser un vírus, dedicí entrar. Las palabras en el e-mail no tenían nexo y era imposible entender lo que ponía. Entonces he optado por entrar en el único link que había. El miedo a contaminar la red fue rápidamente superado por la expectativa por saber qué era esa tablet of happiness. El link me llevó a una página bastante arcaica, de esas del inicio de la popularización de internet. Esas en las que sólo podías cambiar los colores y el fondo y usabas redireccionadores tipo fly.to a cambio de un banner en tu “página”. HTML de los antiguos. ¿Textos? Muy pocos. This is not an anti-depressant pill. This is not ecstasy. This is pure happiness. La página solo sirvió para intrigarme aún más. Estaba nervioso, tenía que saber qué era la tablet of happiness. En la parte baja de la página había un icono en forma de sobre girando. Dejo el ratón encima para ver la dirección. tabletofhappiness@hotmail.com. Abro mi cuenta personal y mando un e-mail a esta dirección. Good morning, I’d just seen your page and I really wanna know what is this tablet of happiness. Thank you very much. Al cabo de media hora volví a conectarme a mi cuenta personal. Nada. No answer. Intrigado. Muy intrigado. Pasé todo el día mirando mi e-mail a cada media hora pero nada. Nothing. Cuando llegué a casa por la noche, me puse una dosis de whisky y me senté en el sofá del comedor. Con las luces apagadas, el único ruído que se escuchaba eran los cubitos de hielo en mi vaso y la bomba de calor. Sólo podía pensar en esta tablet of happiness. Al día siguiente, al llegar al trabajo, lo primero hice fue mirar mi e-mail. Allí estaba, la respuesta tan ansiada, o eso me lo creía yo. Good afternoon. Thank you for your message. If you’d like to know what the tablet of happiness is you’ll have to pay US$50. Best regards. Un timo. Pero ¿y si pago para ver qué pasa? A ver… US$50 son unos 35€…  Al final decido hacerlo. Respondo al e-mail preguntando cómo debería pagar este importe. Me responden que puede ser por transferencia bancaria o por tarjeta. Tarjeta? Soy tonto pero no tanto. Transferencia. La espera se hizo eterna pero, al cabo de dos días, tablet of happiness volvió a contactarme. Me decía que habían recibido mi transferencia y que en los próximos días recibiría la tablet que cambiaría my journey to happiness. Al día siguiente recibo un pequeño paquete en casa. Con incertidumbre y nerviosismo observo el paquete. Lo abro. Perdido entre las burbujas de aire encuentro una libreta negra. Portada dura. En la primera página se podía leer: this is my tablet of happiness. No one can take it from me. La libreta estaba completamente en blanco. Os voy a ser sincero, por un momento pensé que estaba siendo víctima de un programa de cámara oculta. Hasta que encontré la siguiente nota dentro de la libreta. Tonight. 21h. At MSN Messeger. Y así lo hice. A las 20:45 me conecté al messenger y busqué el contacto tabletofhapiness@hotmail.com. Allí estaba. Agregado. Puntualmente a las 21h se conecta.

Yo: Hi. I don’t know exactly what I’m supposed to do…

Tablet of happiness: No one does. That is life and that is why you need this tablet of happiness.

Y: What is this notebook for?

TH: It will help you to start your own way to happiness.

Y: But how?

TH: In this notebook you can be whoever you wanna be and every thing can happen. Your fantasy will grow and you’re gonna feel special.

Y: Why?

TH: Because it will teach you what really matters and how to live without problems. It will be your problem free philosophy.

Y: Hakuna Matata?

Read Full Post »

Aunque pasemos de los 30 y las derrotas sean eternas, siempre nos quedarán las tazas. Aunque no volvamos a sentirnos únicos, siempre quedarán estas dos lágrimas, estos textos que nos hacen sentirnos tristes pero a la vez felices. Estos textos que no nos dejan olvidar que, aunque se rompan las tazas, que fatalmente se romperán, siempre quedará el recuerdo. Y las dos lágrimas volverán.

Read Full Post »

Hay que fluir…

¿Por qué a veces hay momentos que simplemente no podemos dejar fluir? Un abrazo a un amigo, una risa en una película tonta, una lágrima en un libro o en el altar de la boda de un hermano. Una palabrota, un mal gesto. Una conversación con el perro, una charla con las paredes. El deseo por una chica tan esperada, el chupito de orujo en una cena de trabajo. Una música a quien nadie más le gusta, un incienso de clavo. ¿Y por qué después nos arrenpentimos de no haber dejado fluir?

Read Full Post »

%d blogueiros gostam disto: