Feeds:
Posts
Comentários

Archive for março \31\UTC 2011

Al hombre de los patios parisinos no le gustaba que le llamaran así. En todo caso debería ser el señor de los patios parisinos. Un tipo único, el señor de los patios parisinos. Una joya. Egocéntrico y prepotente, el señor de los patios parisinos era un enamorado de la aquarela. Un día compartió su pasión con sus alumnos. Efectivamente, predominaban los patios parisinos. Suelos de adoquín rodeados de construcciones neoclásicas. Plantas no identificadas escalando las paredes. Sorprendentemente interesantes. El señor de los patios parisinos no. Pero estaba convencido de que lo era. ¿Y quién no? El hombre de los patios parisinos también escribía libros. Palabras rebuscadas, párrafos cargantes. Un artista completo, en su opinión. Era feliz el tipo de los patios parisinos.

Anúncios

Read Full Post »

http://blogs.elpais.com/pop-etc/2011/03/realityshowliterario.html#more

Read Full Post »

Pois é

Pois é, errei. Uma puta cagada. E daí? Posso fazer alguma coisa?

Read Full Post »

Read Full Post »

Aún recuerdo el verano que pasé en la carnicería de mi abuelo. No, no os engañéis, no son malos recuerdos. Difícil de creer, lo sé, pero recuerdo este verano con cariño, con ternura incluso. La carnicería de mi abuelo no era una carnicería normal. Claro, no podía ser de otra manera. Mi abuelo no era un abuelo normal. En realidad, no era una persona normal. Peculiar, como su carnicería. Recuerdo la decoración. Paredes de madera pintada a la antigua (nunca supe de decoración pero defino los estilos a mi manera, con sentido común). Botes antiguos que escondían plantas aromáticas para disimular el olor. Parecía más una farmacia que una carnicería. Una farmacia a la antigua. Mi abuelo era un señor a la antigua. Peculiarmente a la antigua. No hablaba por teléfono porque no se fiaba que la persona al otro lado fuera quien decía ser. Para hablar hay que mirar a los ojos, decía. La vibración de las pupilas dicen más que los labios. Nunca fui capaz de percibir esta vibración pero siempre que me decía eso intentaba con todas mis fuerzas que mis ojos vibraran. Y creo que conseguía porque el abuelo siempre acaba tirándome de la oreja y diciéndome que era un mozuelo con mucha vida. Mi abuelo era una especie de carnicero-psicólogo. Carnicero-farmacéutico-psicólogo. La gente del barrio venía a hablar con él y, de paso, compraba 2 kilos de carne picada para hacer albóndigas. Hay que alimentar el alma, el cuerpo es secundario. Curioso argumento viniendo de un señor de 1,68cm y 83kg. La vida es así, mozuelo, llena de curiosas contradicciones. En mi último día en la carnicería mi abuelo leía un libro. Al finalizar la jornada, mi abuelo tenía una mirada triste. ¿Qué pasa abuelo? ¿La historia tiene un final triste? Y fue entonces cuando mi abuelo me dijo la frase que volvería a visitarme siempre que terminaba un libro. Siempre me pongo un poco triste cuando acabo un libro. Y no porque el final sea diferente de lo que espero. Es la vida la que sigue igual.

Y siempre acabo intentando que mis ojos vuelvan a vibrar.

Read Full Post »

reproduce this video on youtube and read the text at the same time


Little darling,

You kissed me once, do you remember? You said it was a mistake, that you just wanted to touch my cheek with your lips. It isn’t true and you know it. Your soft lips made me the happiest man I’ve ever been. And you know it. Little darling, you kissed me once and I wanted it to be twice. And you know it. I dreamt about you and I didn’t want to wake up. I thought of you several times but I never got to understand you. I wished you hold me tight so many times and I waited sooooo long for that day. But then I realized that kisses are just kisses. And you know it.

And then I realized that you are, as well as an angel, a woman. And this is how you are. And I can’t blame you for that.

With these words I let you know that I will always be here, softly waiting for you. No regrets.

You know it. And that’s why I fell in love with you.

Read Full Post »

Hoy empieza todo

Hoy empieza todo. Cada mañana empieza todo. Cada mañana en la misma frecuencia las mismas voces de siempre. Música variada. Discusiones triviales pero con frecuencia interesantes. Y en los últimos días siempre el mismo recuerdo: el programa que cumple 40 años. 40 años. 12 más de los que tengo. Es difícil imaginarlo. Pero un único recuerdo: hoy empieza todo. Consejo trivial pero con frecuencia interesante. Cambia el sentido de de lunes. “¿Cómo estás? De lunes”. Esa expresión, que se resiste a los que llegamos tarde a esta cultura, cambia de sentido cuando el lunes empieza con Hoy empieza todo. Sí, hoy empieza todo. Un lunes, una nueva semana, una nueva oportunidad para que pasen cosas nuevas, cosas buenas. De lunes es lleno de esperanza, de motivación, de nuevas ideas. De lunes trae de vuelta las ilusiones. Porque hoy empieza todo. Y cuando vuelven las ilusiones, los elefantes sueñan con la música. Y podemos volver a dormir tranquilos.

 

 

Read Full Post »

Older Posts »

%d blogueiros gostam disto: